YARROW VELVET

Al amor de la flecha

que se atreva a tu corazón.

El rojo más vino.

La hermosa más flor.

Al amor de tu estrella

si acaricia todo océano

y una manzana

en la alfombra.

Si el amor embebiera

acaso tu terciopelo.

La dulce más fruta.

Tu loca aflicción.

Al amor de tu flecha

que acabe con todo el dolor.

La larga más ruta.

El vino especiado.

Si el carmín descuidado

devorara cielos

que el sol desdibuje

esta inaudita canción.

LA CHICA DEL PERRO CIEGO

18

Observo su rostro

apenas despierto

seco cruzo ojos

calle sufriendo

esquina futura

disolviendo tiempo

canción desconocida

pequeña interregno

perro blanco tiza

perro viejo rengo

quien pudiera

ser tu calle

quien pudiera

ver tu cielo

bien no se divisa

todo desde el suelo

sube a la terraza

chica del perro ciego

perro blanco tiza

perro viejo rengo

quien pudiera

verte reir

quien pudiera

ser tu perro

texto  e imágenes: Sergio Italo Agliano

30.000 Ciudad de Buenos Aires

Estuve unos días en la ciudad de Buenos Aires, me cuesta decirle CABA.

Fui porque mi madre tuvo un accidente, para darle una mano. Por pami le toca caer….unas cuantas veces al Hospital público, ese que abandona a su suerte, hace 12 años el gobierno de turno…

Como vive en el barrio de Floresta, aproveché y en algún momento me escapé a hacer algunas fotos… un compañero me preguntó si era nostalgia…cuando mandaba alguna por wsp.

No. Es una necesidad.

Creo que tenía 10, 11 años cuando fuimos a jugar al futbol al Parque Avellaneda. Tomamos el colectivo 182. Terminaba en una manzana inmensa y de ahí caminábamos por Lacarra hasta Directorio.

En 1979 entré al E.N.E.T. N° 17 “el Saavedra” y aquel colectivo rojo me llevaba hasta la puerta, del lado del Calviño. Tardaba menos que el blanco 4 o el verde 104, que desde Liniers los tomaba más cerca de las mil casitas.

Cuando alguna vez tomaba el azul 1 o el 2 (hoy rojo pero que en esa época aún circulaban los Leyland grises) tenía que caminar de Rivadavia y Olivera-Lacarra hasta Rodó. Pasaba por esa manzana donde terminaban los colectivos pero tenían las ventanas altas tapiadas y un soldado en los portones.

No sabía que era EL OLIMPO pero te daba sospecha, mala vibra, algo…luego entrado los 80 casi al final de la dictadura, post Malvinas empezamos a saber un poco de lo ocurrido.

Esa horrible atrocidad.

Celebro hoy que se haya rescatado e intentado resignificar ese lugar. Que existan: pintadas, murales, graffitis.

También cercano a las vías del Sarmiento: Automotores Orletti. 

La Universal cerró, allí donde fuimos a comer pizza, luego de ver: “El exorcista” en el Gran Rivadavia.

Un barrio porteño. Caminar por las calles. Recuerdos.

Memoria, Verdad y Justicia.

30.000.

Ciudad de Buenos Aires.

Sergio Italo Agliano

                                                                                          Marzo-Abril 2017.